Biología de la bacteria Legionella

Legionella

En Aptesa Legionella ofrecemos un servicio de control de la legionelosis que destaca por el énfasis que ponemos en el cuidado de nuestro entorno, implementando sistemas de gestión de calidad y cumpliendo con todos los requisitos impuestos por las normativas vigentes.

Como sabemos, la legionella es considerada una bacteria ambiental, ya que se halla ampliamente extendida en ambientes acuáticos naturales, como ríos, lagos, aguas termales, etc., en pequeñas concentraciones (menos de 100 bacterias/litro), sin poder infectivo para las personas y sin riesgo para la salud, pudiendo sobrevivir en condiciones ambientales (pH, temperatura, y conductividad, etc.) muy diversas.

Para que su concentración aumente y conlleve riesgos para la salud de las personas, debe pasar a colonizar, desde los reservorios naturales anteriormente indicados, los sistemas de abastecimiento de las ciudades e incorporarse a los sistemas hídricos construidos por el hombre a través de las redes de distribución de agua. Estos pueden ser los circuitos de agua fría de consumo humano, agua caliente sanitaria, torres de refrigeración, condensadores y acondicionadores evaporativos, humidificadores, bañeras de hidromasaje, sistemas de riego por aspersión, redes de agua contra incendios, fuentes ornamentales, etc., que son lugares donde se dan las condiciones idóneas para su multiplicación y propagación. La legionelosis puede presentarse de forma esporádica, como casos aislados, o en forma de brotes epidémicos, algunos de ellos de elevada magnitud.

Factores de riesgo

Frecuentemente las instalaciones construidas por el hombre, que implican riesgo de contagiar la legionelosis, cuentan con los llamados “sistemas amplificadores”, los cuales reúnen las condiciones necesarias para la multiplicación de la bacteria, y son:

  • Temperatura del agua entre 25 y 45 °C.
  • Presencia de materia orgánica.
  • Presencia de productos de la corrosión e incrustaciones calcárea.
  • Estancamiento del agua.

Estas condiciones producen la proliferación de la bacteria, hasta alcanzar niveles capaces de producir enfermedades en el hombre; además, en estas instalaciones debe existir la formación de aerosoles con salida al exterior (sistemas de propagación).

Es a partir de estas instalaciones que la legionella puede infectar a las personas, sobre todo si el agua es pulverizada en forma de aerosoles, de manera que la bacteria se transporta por el aire en pequeñas gotas y es inhalada por las personas; esto quiere decir que la vía de transmisión de la legionelosis es aérea y no se ha demostrado que exista riesgo alguno de enfermar al beber agua contaminada por la bacteria; tampoco existen evidencias de reservorios animales conocidos, así como de la transmisión de la enfermedad de persona a persona.

Síntomas

La legionella es una bacteria del género Legionella, que comprende un total de 39 especies y más de 50 serogrupos, la mayoría de ellas han sido asociadas a la enfermedad, siendo Legionella Pneumophila Serogrupo 1 la que aparece como patógeno principal y la que se aísla con mayor frecuencia, tanto en muestras de enfermos como en muestras de agua de edificios. La legionelosis incluye dos formas clínicas de presentación:

  • Un cuadro neumónico (acompañado de fiebre elevada, dolores musculares y de cabeza, y en ocasiones diarrea, vómitos, confusión y delirio) conocido como “Enfermedad del Legionario”, clínicamente indistinguible de otras neumonías atípicas.
  • Un proceso febril agudo y autolimitado, de tipo gripal, de carácter leve, llamado “Fiebre de Pontiac” o “legionelosis no neumónica”.

           

Desinfección

En Aptesa Legionella ofrecemos un importante servicio de control de la legionelosis, además de trabajar en la limpieza y desinfección de cualquier instalación que conlleve riesgos de propagar la enfermedad.

El concepto “desinfección” engloba la lucha contra microorganismos patógenos presentes en el ambiente, tales como hongos, virus, bacterias etc. Son seres vivos difícilmente perceptibles por el ser humano a simple vista. Para la identificación de estos microorganismos se hace necesario realizar una analítica microbiológica previa, que nos servirá para identificar a qué especie nos enfrentamos, las unidades formadoras de colonias, y adaptar así una solución eficaz para cada cliente y situación.

Los distintos protocolos de actuación se basan en la aplicación de desinfectantes mediante nebulización o termonebulización en base agua o con base química, trabajando a ultrabajo volumen, impulsando microgotas que se depositan en paredes, suelos y techos, y entrando en contacto con los microorganismos, eliminándolos sin importar el lugar en el que se han desarrollado.

Una vez realizado el tratamiento, se indicará al cliente una serie de medidas físico-químicas preventivas para evitar la proliferación de la legionella.



Polígono Industrial PISA. C/ Manufactura, 2, 3G (41927) Mairena del Aljarafe - SEVILLA Teléfono: 955 980 692  e-mail: aptesa@aptesa.es
                                                              SEVILLA-CÁDIZ-HUELVA-CÓRDOBA-MÁLAGA-JAEN-ALMERÍA-GRANADA-CÁCERES-BADAJOZ